13 de septiembre de 2011

Frutos y beneficios de la adoración perpetua


- Las comunidades se vuelven verdaderas escuelas de oración y de meditación y escucha.
- Todos, aún los más alejados de Dios, pueden encontrar la iglesia siempre abierta, día y noche, que simboliza los brazos siempre abiertos del Señor dispuesto a acoger a todo hombre.
- Las personas son llamadas individualmente pero para construir una fraternidad, una comunidad eucarística que se reúne en torno a Jesús Eucaristía. Por este motivo la Adoración Perpetua permite descubrir la unidad en torno al Señor porque nos hace conscientes de formar parte de una comunidad adorante, como eslabones de una cadena, perfecta imagen de la Vid y los sarmientos.
- La Adoración Perpetua conforma una comunidad eucarística que reza sin cesar rindiendo al Señor grandísimo honor y gloria a su Presencia y a su Santo Nombre, para propio beneficio y de todo el mundo.
En efecto, los adoradores rezan por sus propias necesidades e interceden por otros, alabando y dando gracias al Señor por todos sus beneficios; reparando por todos los ultrajes, sacrilegios, indiferencias hacia su Divina Majestad y hacia todo aquello que es santo, y ofrecen, con esta máxima expresión de devoción, gran testimonio de fe y de amor hacia el Señor.
- El simple testimonio silencioso de los adoradores presentes a toda hora del día y de la noche y, sobre todo, la presencia divina expuesta en el Santísimo Sacramento, atrae a personas alejadas de Dios haciéndolas acercarse a Dios y a su gracia. Por ello, muchas son las conversiones que vienen de una capilla de Adoración Perpetua.
- El hecho de tener la posibilidad de adorar cuanto y cuando se quiera, promueve el crecimiento espiritual de las personas y la profundización de su fe y de su conversión a Dios.
- Donde hay una capilla de Adoración Perpetua unánime es el testimonio: allí hay paz, allí se encuentra la paz. La capilla ofrece a todos la posibilidad de detenerse en el camino frenético de la vida para encontrar la paz que sólo Dios puede darnos. También esto es evangelización del tiempo, es decir dar un nuevo valor al tiempo de la vida.
- Los adoradores inscritos por una hora semanal son los que aseguran la Adoración Perpetua, de modo que el Señor nunca queda solo. El beneficio de ellos es también extendido a los demás porque permiten que muchos otros puedan allegarse. Por ello, saben que por su disponiblidad las puertas de la iglesia puedan estar siempre accesibles para que quienquiera que sea pueda encontrar a Dios en cualquier momento.
-Asombra ver cómo en una silenciosa capilla de Adoración Perpetua tantas personas anónimas pasan y transcurren tiempo considerable inmersas en su mundo interior. Son personas venidas a veces de lugares distantes, personas que algunas no son ni siquiera católicas, atraídas por el poder invisible e irresistible del Señor.
-La Adoración Perpetua también permite ofrecer un servicio de escucha, de guía espiritual y confesiones además de orientación vocacional.
- Donde hay Adoración Perpetua hay testimonios de frutos de todo tipo: vocaciones a la vida religiosa y sacerdotal, a formar familias santas, conversiones, sanaciones.