19 de abril de 2014

Jesucristo ha resucitado y vive en la Eucaristía



Prefacio de la Eucaristía en la Noche de Pascua

En verdad es justo y necesario,

es nuestro deber y salvación glorificarte siempre, Señor,

pero más que nunca en esta noche,


en que Cristo, nuestra pascua, fue inmolado.

Porque Él es el Cordero de Dios que quitó el pecado del mundo:

muriendo, destruyó nuestra muerte,

y resucitando, restauró la vida.

18 de abril de 2014

Viernes santo: la Iglesia ayuna de la Santa Misa

Hay un día del año en que, por única vez, el centro de la liturgia de la Iglesia y su momento culminante no es la Eucaristía sino la cruz; o sea, no el sacramento, sino el acontecimiento; no el signo, sino lo significado. Ese día es el Viernes Santo. En él no se celebra la Misa, sino que sólo se contempla y se adora al Crucificado.

17 de abril de 2014

Jueves Santo: institución de la Eucaristía

 
El Jueves Santo celebró Jesucristo la última Pascua Judía, con que terminó el régimen de la Antigua Alianza al encontrar su sentido plenario en el Sacrificio de la Cruz. Fue, al mismo tiempo, la primera Pascua Cristiana, nueva y eterna, en la que nos regaló dos augustos Sacramentos.

En primer lugar, el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, y luego el del Orden Sagrado, el Sacerdocio, dedicado esencialmente a su renovación, de modo que el misterio de Cristo llegue fresco y vibrante a cada generación hasta el Fin de los Tiempos.
Porque la historia puede ser imaginada como una serie de altares, en cada uno de los cuales hay un cáliz que es llenado con la sangre que brota del costado abierto del Señor.

14 de abril de 2014

Triduo Pascual: guiones para la liturgia




Jueves Santo
 

ENTRADA: (Cuando los sacerdotes se dirigen hacia el atrio para iniciar la celebración.)

Hermanos: La Iglesia comienza el Sacrosanto Triduo Pascual evocando aquella Última Cena, en la cual el Señor Jesús, en la noche en que iba a ser entregado, habiendo amado hasta el extremo a los suyos que estaban en el mundo, ofreció a Dios Padre su Cuerpo y su Sangre bajo las especies del pan y del vino y los entregó a los apóstoles para que los sumiesen, mandándoles que ellos y sus sucesores en el sacerdocio también los ofrecieran.

Toda la atención del espíritu debe centrarse en los misterios que se recuerdan y celebran en esta santa Misa: es decir, la institución tanto del Santísimo Sacramento de la Eucaristía como del Sacerdocio, y el mandamiento del Señor sobre la caridad fraterna.

Como los Apóstoles en aquella noche, también nosotros nos reunimos junto a la Mesa que Jesús preside. Abramos nuestro corazón dispongámonos a participar en los sagrados misterios de nuestra salvación, poniéndonos de pie y cantando .....

11 de abril de 2014

A la medida de Cristo


 
Uno es cristiano
en la medida en que vive realmente
del sacrificio eucarístico.
El que celebra la Misa - no la oye -
la celebra:
esto es ofrecer el sacrificio de Cristo total,
del Cristo místico,
el de Jesús y el suyo...
 
Hay una enorme cobardía
para tomar responsabilidades,
para aceptar ataduras,
un horror al esfuerzo
que significa la vida moral,
todo significa excesivo.
En estas condiciones,
claro está que el cristianismo
parece algo que escandaliza...

9 de abril de 2014

Indulgencia Plenaria durante la semana santa

 
Las indulgencias siempre llevan a entrar en comunión con Jesús eucaristía. Por eso queremos recordar que durante la Semana Santa podemos ganar para nosotros o para los difuntos el don de la Indulgencia Plenaria si realizamos algunas de las siguientes obras establecidas por la Santa Sede.
 
Obras que gozan del don de la Indulgencia Plenaria en Semana Santa:
 
Jueves Santo
 
1. Si durante la solemne reserva del Santísimo Sacramento, que sigue a la Misa de la Cena del Señor, recitamos o cantamos el himno eucarístico del "Tantum Ergo" ("Adorad Postrados").
2. Si visitamos por espacio de media hora el Santísimo Sacramento reservado en el Monumento para adorarlo.