25 de noviembre de 2010

Anuncio papal: En la Iglesia se advierte una "primavera eucarística"


AUMENTA LA ADORACIÓN AL SANTÍSIMO

Benedicto XVI afirmó que se incrementa el número de personas que, en silencio, se entretienen "en coloquio de amor con Jesús". Destacó en su audiencia general el creciente interés de los jóvenes por esta práctica.

"Quisiera afirmar con alegría que hoy en la Iglesia hay una ''primavera eucarística'', así lo afirmó este miércoles el Papa Benedicto XVI, durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro.

El Papa constató que "muchas personas se detienen silenciosas ante el Tabernáculo, para entretenerse en coloquio de amor con Jesús", y que "no pocos grupos de jóvenes han redescubierto la belleza de rezar en adoración ante la Santísima Eucaristía".

Ante los miles de peregrinos congregados en la Plaza, el Papa habló sobre otra mujer de la Edad Media, santa Juliana de Cornillon, mística e impulsora de la fiesta del Corpus Christi o Corpus Domini en toda la Iglesia.

Benedicto XVI quiso subrayar la importancia de recuperar la adoración eucarística fuera de la Misa,: "la fidelidad al encuentro con el Cristo Eucarístico en la Santa Misa dominical es esencial para el camino de fe, pero intentemos también ir frecuentemente a visitar al Señor presente en el Tabernáculo".

Citando la Encíclica Ecclesia de Eucharistia, constataba que "la adoración del Santísimo Sacramento tiene cotidianamente una importancia destacada y se convierte en fuente inagotable de santidad".

"Mirando en adoración la Hostia consagrada, encontramos el don del amor de Dios, encontramos la Pasión y la Cruz de Jesús, como también su Resurrección. Precisamente a través de nuestra mirada en adoración, el Señor nos atrae hacia sí, dentro de su misterio, para transformarnos como transforma el pan y el vino", afirmó el Papa.

El Papa mostró su deseo de que "esta ''primavera'' eucarística se difunda cada vez más en todas las parroquias, en particular en Bélgica, la patria de santa Juliana".

Corpus Domini

2 comentarios:

mjbo dijo...

Me emociona mucho esto de que en estos tiempos se viva una nueva primavera eucarística; todo no había de ser malo, ¿verdad?.
¡El Señor no deje de ayudarnos!
Saludos

Daniel dijo...

Bendito en Cristo, El Señor Conoce el corazón del hombre y no dejara, que los vientos, los males, o todo aquello que pueda fracturar nuestra fragilidad humana nos derrote, es por ello que nos brinda su santo cuerpo y sangre, bajo las especias de pan y vino, el muestra su amor al hombre y este le corresponde en su misterio de fe, esperanza y caridad. Hoy Corpus Christi, decia una parte de la misa algo muy real e importante, hay cosas que no comprendemos pues no alcanza la razon, pero con fe entran en el corazón; una respuesta de Dios al hombre que le dice no dudes de mi presencia, aqui estoy, Te Amo, la mula lo entendio, pues al ver la procesion se arrodillo, debemos entender que si hasta un animal pudo arrodillarse, ante la precencia de Jesús Eucaristia, por que nposotros como humanos dudamos de ese grande e infinito Amor que lo hizo quedarse, en esa hostia, en ese caliz. Amemos Al Señor, como Juan Pablo II decia, no tengan miedo jovenes pues Cristo va delante de ustedes.